Sea cómo sea, no news is bad news

news

Gustavo, en este tío es gilipollas, trataba ayer el tema de lo importante que es para un anuncio transmitir el mensaje que quiere buscando la reacción de la gente a pesar de que la reacción de ésta sea: «este tío es gilipollas». No importa si eso es lo que se busca. En cambio, afirmaba que, cuando se trata de tecnología, la cosa cambia:

«Cuando hablas de tecnología, de innovación, de vanguardia. Tienes que ser ‘cool’, fresco, provocar asombro, transmitir inteligencia, sonrisas complices. Mejor que no hablen, que generar un imagen de marca Huevo Kinder o una imagen ‘este tío es gilipollas’»

Yo no estoy de acuerdo, en absoluto. Creo que es mucho mejor que hablen de ti, aunque sea mal, que mantener un proyecto tecnológico sobre el que nadie comenta nada. En este caso: No news is bad news. Tenemos que empezar a quitarnos los prejuicios y miedos infundados sobre que alguien hable negativamente de nuestro proyecto. Se acabó la época en la que el poder de lo que se publicaba estaba en manos de unos pocos. Estamos en una época en la que cualquiera puede publicar su opinión así que si tienes un proyecto y nadie opina sobre él públicamente, mal lo llevas.

Veo muy bien que sea así. Puedes afrontar las críticas constructivas y pensarlo como una oportunidad de mejora. Además, si éstas te parecen infundadas, siempre puedes desmentirlas como ha hecho recientemente Google.