Google Buzz y su papel en el entorno social

buzz

Sin duda alguna, el lanzamiento de Google Buzz ha sido la noticia que más ha dado que hablar esta semana en el mundo 2.0. Multitud de blogs han anunciado el lanzamiento y, como suele ser habitual ante una novedad de estas características, ha habido opiniones de todo tipo: desde los que les parece bien hasta los que piensan que se han entrometido en su correo electrónico.

Vayamos por partes…

Una de las cosas que más me llama la atención cuando Google lanza una nueva funcionalidad es que, normalmente, la va activando progresivamente entre sus usuarios, ya sea vía invitaciones, ya sea activándola directamente como una opción más, tal y como ha sucedido con Google Buzz. Debe ser muy interesante ver el crecimiento de uso que va adquiriendo tu nueva funcionalidad, la carga y distribución de los servidores teniendo en cuenta que la empezaron a utilizar internamente en Google hace 6 meses y que desde que la abrieron al público llevaban 9 millones de posts y comentarios con 200 posts por minuto desde teléfonos móviles en dos días.

Ya entrando en Google Buzz en sí, creo que hay mucha gente que lo ve como un ataque por parte de Google hacia Twitter. En mi opinión, no es así. En un primer momento, tras empezar a utilizar Buzz tuve la sensación de recibir una cantidad exagerada de información. Algo que no me gustó es que «por defecto» Google decidiese con que personas compartía el servicio así como que se hiciese pública esta información en mi perfil de Google. Eso sí, lo pude configurar rápidamente. Me sorprendió gratamente la reacción por parte de Google a los comentarios negativos de la gente. Aunque pueda parecer obvio, para mi no lo es, ver a empresas de semejante tamaño reaccionar de manera tan rápida.

Para mí, lo más importante es que Buzz permite a Google disponer fácilmente de la información sobre la actividad social de sus usuarios en la red. Es un hub de información «social». Ya sean tus comentario en Twitter, tus fotos en Flickr o tus artículos compartidos en GReader. Y cuanta más mejor.

En este artículo introductorio por parte de Google del Social Search: Introducing Google Social Search: I finally found my friend’s New York blog! ya explicaban la dificultad que entraña obtener toda esta información:

Unfortunately, that information isn’t always very easy to find in one simple place

Ahora, con Google Buzz, la van a tener y van a poder aprovecharla para mejorar la calidad de los resultados de búsqueda personalizados pudiendo favorecer aquellos resultados que más se ajusten en función de tu círculo social. Vaya, el boca a boca traducido al mundo online.

Oriol Morell explicaba una experiencia personal en este sentido hace pocos días en su blog. Buscaba «braseria» y, entre los resultados, aparecía destacado el restaurante de Vane, un contacto suyo de Gmail. Esto es, tan sólo, un ejemplo pero la cosa no acaba ahí. Si a esto le unimos la reciente adquisición por parte de Google de Aardvark, un buscador social en el que haces preguntas y recibes respuestas por parte de tus contactos en cuestión de minutos (y que, por cierto, ya está integrado en Google Labs) se nos viene un escenario en el que Google va a tener mayor conocimiento de sus usuarios permitiéndole seleccionar aquellos resultados (y aquellos anuncios) que más ajusten a cada uno de ellos.

Google estrena nuevo favicon

No deja de ser curioso que Google ha decidido volver a cambiar de favicon (nota oficial). Es el segundo cambio en menos de un año (el último cambio fue el pasado mes de mayo):

google favicon

No se que os parece a vosotros pero a mi me parece que este nuevo favicon, gracias a su colorido, se ajusta mucho más a la imagen que Google quiere transmitirnos como empresa.

Primeras reacciones sobre Google SearchWiki

No quería dejar pasar la oportunidad de comentar la nueva funcionalidad del buscador de Google: SearchWiki. Disponible actualmente en la versión «.com» esta funcionalidad nos permite modificar los resultados de búsqueda (cambiar de posición, añadir, eliminar e incorporar comentarios) según nuestro criterio:

google_searchwiki

Aunque en el artículo oficial del lanzamiento de la funcionalidad, Google asegura que los cambios que realices sólo afectarán a las búsquedas que tú hagas, a nadie se le escapa que la compañía va a utilizar toda esta información agregada para mejorar la calidad de los resultados a nivel global.

Es interesante observar las reacciones que han ido surgiendo en la blogosfera sobre SearchWiki y las implicaciones que conlleva hacer un cambio en la «joya de la corona», su motor de búsqueda (¿Os acordáis de la que se armó cuando cambiaron su favicon?) De esta manera, en RWW apuntan a la pobre usabilidad de la funcionalidad (se añaden elementos que entorpecen visualmente los resultados de búsqueda y hay que ir hasta el final de la página para poder consultar los comentarios del resto de usuarios) así como la imposibilidad de deshacer los cambios realizados previamente. Por otro lado, en Techcrunch afirman la facilidad con la que se puede generar spam gracias a SearchWiki y «ensuciar» los resultados de búsqueda.

Para mí, Google SearchWiki no deja de ser un paso más por parte de Google de tener el conocimiento sobre cuales son nuestras preferencias, algo que, por otra parte, lleva ya mucho tiempo haciendo. Creo que, a pesar de los fallos reportados en el párrafo anterior, es una funcionalidad revolucionadora y que demuestra, una vez más, que van un paso por delante con respecto a sus principales competidores.

SEOstionando tu reputación online

estrategia_seo

El artículo ¿El SEO ha muerto? escrito por Ismail El-Qudsi me ha hecho pensar en la conversación que tuve el otro día con mi suegra acerca de lo que nos gustaría que la gente encontrase de nosotros cuando busca en Google.

Ismael afirma que el SEO no ha muerto y asegura que «el SEO tradicional puede que esté muerto pero el SEO cobra una especial importancia en la Gestión de la Reputación Online, ya que ahora no sólo es importante posicionar tu página sino que además tienes que intentar que las páginas que hablan mal de tí no aparezcan en las primeras posiciones cuando alguien busque tu marca».

En la conversación con mi suegra ella defendía la postura de intentar vertir la mínima cantidad posible de información sobre nosotros evitando darse de alta en las diferentes redes sociales o, por ejemplo, publicar artículos en un blog con el objetivo de dificultar al buscador el acceso a la información que pueda relacionarnos con nosotros. Yo, por mi parte, defendía todo lo contrario: Dado que la capacidad de los motores de búsqueda para encontrar todo aquello que existe en la Red que quede vinculado a nosotros va creciendo exponencialmente, encontrándonos en un punto en el que se hace prácticamente imposible ocultar aquello que no nos gustaría que saliese, la mejor estrategia es la de generar el contenido por el que querríamos que alguien nos encontrase cuando haciese una búsqueda sobre nosotros.

Ismael, en su artículo, formula varias preguntas que, ya que estamos, paso a responder:

  • ¿Has probado a buscar alguna vez tu nombre en un buscador?

Sí. Lo veo lógico.

  • ¿Y un restaurante/hotel para ver que dicen de él otras personas?

Sí. La opinión del resto de usuarios es muy importante y nos puede hacer escoger, como sucede con la opinión de nuestros amigos, una opción u otra. De hecho, creo que, a día de hoy, prácticamente no existen páginas web sobre restaurantes / hotles en Internet que no dispongan de opiniones por parte de los usuarios.

  • ¿Qué me dices de buscar el nombre de un futuro empleado para ver si tiene un pasado oscuro (y descubrir por ejemplo que ha trabajado en Microsoft o moderado un blog sobre Linux)?

Es una (¿buena?) práctica que sigo desde hace ya bastante tiempo y, al igual que sucede en el primer punto, me parece de lo más lógico. ¿Tú no lo haces?

Google Doctype, documentando la «Open Web»

Desde el momento en el que me conocí la aparición de Google Doctype me vengo haciendo la misma pregunta: ¿Dónde está el modelo de negocio en Google Doctype?

Google Doctype es un montón de documentación referente a tecnologías aplicadas al desarrollo de aplicaciones web (CSS, Javascript…) que Google ha hecho pública. Vaya, una enciclopedia de conocimiento web abierta a todo el mundo que quiera consultarla y mejorarla. Si nos movemos por Google Doctype vamos a encontrarnos con buenos recursos y HOWTOs que pueden ayudarnos a mejorar nuestras aplicaciones a partir de la experiencia y problemas que se han ido encontrando los desarrolladores de Google.

Desde el pasado 15 de mayo, fecha del lanzamiento de Google Doctype, he estado leyendo artículos sobre el tema para ver si había algún motivo «extra» que el de puramente compartir el conocimiento. En este sentido encontré un artículo en el blog de John Resig en el que apunta que detrás de Google Doctype hay el objetivo de imponer una Google Javascript Library.

Dejando de lado que lo que diga John Resig sea cierto o no, yo creo que este tipo de proyectos hacen que Google sea lo que es hoy. Me imagino a ingenieros de Google comunicando a altos cargos de la compañía que sería bueno publicar toda esta información y hacerla pública. Me imagino a esos altos cargos acogiendo la idea y tirándola adelante. ¿Os imagináis la misma situación en una empresa española? La respuesta seguramente hubiese sido la de negarse: «¿Para que vamos a hacer algo así? No nos da dinero, ¿verdad?».

Google tiene muy claro su objetivo: Organizar la información mundial. Así pues creo que la respuesta a la pregunta que formulaba en el primer párrafo del artículo es que no hay modelo de negocio detrás de Google Doctype, por lo menos a corto plazo. Hay un paso más para organizar la información mundial y hacerla universalmente accesible.