Esto va de etapas twitteras

El otro día marilink traducía al castellano las 5 etapas por las que Rohit Bhargava dice que uno pasa al utilizar Twitter:

5_stages_twitter_acceptance

En mi caso:

  1. Efectivamente fue lo primero que pensé en un primer momento. No veía que podía aportarme y que podría aportar yo utilizando Twitter a la gente que presumiblemente estaría interesada en seguir mis actualizaciones.
  2. Es evidente que uno no puede formarse una opinión sin antes probar las cosas. Así que también pasé por esta fase e hice algunas pruebas, siguiendo a conocidos y amigos y escribiendo algún «tweet». No me llamó la atención.
  3. Nunca he utilizado Twitter para hacer autobombo. No veo mal que haya gente o empresas que lo hagan. Al fin y al cabo, eres libre de seguirlos en Twitter o no.
  4. Pues sí. Por este punto también he pasado. Más que decir que «estaba haciendo en todo momento» me dedicaba a aportar algún «reply» sobre lo que mis contactos estaban escribiendo.
  5. No creo que me encuentre en este punto ni que lo ande buscado. ¿Twitteas para cibervivir o cibervives para twittear? Yo, lo primero 😛

¿Podría vivir sin Twitter? Pues claro! Twitter me permite estar más en contacto, o de una manera más inmediata, con mis amigos pero no es una herramienta imprescindible.

Algo que creo que hace falta para que Twitter acabe de popularizarse en España es la posibilidad de estar conectado en todo momento. Es decir, si utilizo Twitter debo poder twittear en todo momento y no sólo si me encuentro en una oficina, en casa o en un bar con wifi. Actualmente hay muchos ciudadanos (entre los que me encuentro) que no disponen de ello lo que provoca que, en ocasiones, uno quiera twittear lo que sea y no pueda. Con el tiempo esto cambiará cosa que permitirá a la gente utilizar Twitter de una manera mucho más fluida.

Y tú, ¿utilizas Twitter? ¿cuáles son las etapas por las que has pasado?

Los blogs de las empresas y no de las personas

blog_empresa

Julen vuelve a escribir uno de esos artículos que dan para reflexionar: El blog corporativo ha muerto. Afirma que: «Los blogs corporativos confirman lo que ya era más que evidente: que los blogs son para las personas. Y que los blogs corporativos acaban descafeinados, manchados por un estúpido velo de marketing de nuevo cuño». También menciona el estudio de Forrester Research en el que se señala que sólo un 16% de los internautas les otorga credibilidad.

Estoy bastante de acuerdo con lo que dice Julen. Creo que las empresas no han sabido ni saben entender de que manera funcionan los blogs. Se trata de UNA CONVERSACIÓN. Una conversación bidireccional en la que no sirve para nada ir escribiendo sobre lo buena que es la empresa y lo bien que lo hace todo y en hacer copy&paste de las notas de prensa. Así no te acercas a tus lectores. Es un medio en el que no puedes estar vislumbrando el mundo desde tu atalaya e ir lanzando chorros de palabras a tus lectores con la esperanza de que éstos crean ciegamente en ti. Tienes que entender el medio. Tienes que escribir artículos de tú a tú, enlazar a las fuentes, permitir que la gente comente con libertad y no poniendo trabas con la moderación de comentarios. Tienes que saber escuchar.

Los blogs comporativos fallan en el momento en el que el blog se convierte en una simple estrategia más de marketing. En mi opinión los (pocos) buenos blogs corporativos son aquellos en lo que los artículos son escritos por los propios trabajadores. Ahí es donde el blog aporta valor al lector puesto que, gracias a él, puedes ver cual es el ámbiente que se respira en esa empresa y el tipo de gente que trabaja en ella. Y si no te lo crees dale un vistazo al blog de Last.fm para saber lo que es bueno.

Actualizando el blogroll de 1B+

Hace ya unos días que alguno de vosotros me ibais comentando de un problema en el blogroll de 1B+ por el cual no se veían los enlaces.

Parece ser que había un problema con el plugin de WordPress que utilizaba por lo que he decidido prescindir de dicho plugin y he aplicado los pasos descritos en Crear una página para el Blogroll para volver a disponer de un blogroll en condiciones.

Además, he aprovechado la ocasión para actualizar la lista de blogs que aparecen en el blogroll con aquellos blogs que voy leyendo día a día en la actualidad. Algunos blogs han caído de la lista y he ido añadiendo blogs de amigos, compañeros de trabajo y aquellos que, por motivos profesionales, son imprescindibles para estar al día.

Andrew Rasiej en Balzac.tv

Me ha gustado mucho la entrevista que le hacen a Andrew Rasiej, fundador del Personal Democracy Forum, en Balzac.tv:


Balzac.tv: Enrique Dans entrevista a Andrew Rasiej

Es interesante ver como el papel que juega Internet en las campañas políticas norteamericanas va aumentando cada año y como, a diferencia de lo que sucede en España, el uso que le dan los políticos no se restringe a las campañas electorales. Todos hemos visto esos blogs de nuestros políticos en los que cuando pasa el periodo de campaña no se escribe ni una palabra nueva.

Barack Obama ha sabido desenvolverse bien en el terreno tecnológico y parece que ser que ha demostrado en más de una ocasión alguna característica propia de un geek. Gestos tales como publicar el contenido de Change.gov, la web oficial del equipo presidencial, bajo la licencia Creative Commons menos restrictiva (BY) así como la publicación de sus fotos en Flickr lo corroboran.

Sea cómo sea, no news is bad news

news

Gustavo, en este tío es gilipollas, trataba ayer el tema de lo importante que es para un anuncio transmitir el mensaje que quiere buscando la reacción de la gente a pesar de que la reacción de ésta sea: «este tío es gilipollas». No importa si eso es lo que se busca. En cambio, afirmaba que, cuando se trata de tecnología, la cosa cambia:

«Cuando hablas de tecnología, de innovación, de vanguardia. Tienes que ser ‘cool’, fresco, provocar asombro, transmitir inteligencia, sonrisas complices. Mejor que no hablen, que generar un imagen de marca Huevo Kinder o una imagen ‘este tío es gilipollas’»

Yo no estoy de acuerdo, en absoluto. Creo que es mucho mejor que hablen de ti, aunque sea mal, que mantener un proyecto tecnológico sobre el que nadie comenta nada. En este caso: No news is bad news. Tenemos que empezar a quitarnos los prejuicios y miedos infundados sobre que alguien hable negativamente de nuestro proyecto. Se acabó la época en la que el poder de lo que se publicaba estaba en manos de unos pocos. Estamos en una época en la que cualquiera puede publicar su opinión así que si tienes un proyecto y nadie opina sobre él públicamente, mal lo llevas.

Veo muy bien que sea así. Puedes afrontar las críticas constructivas y pensarlo como una oportunidad de mejora. Además, si éstas te parecen infundadas, siempre puedes desmentirlas como ha hecho recientemente Google.