Imagen Header Un Blog Mas Jordi Abad

Encontrar el momento y el motivo para Twittear

twitter

Mira que lo he intentado, pero no hay manera. Me dí de alta en Twitter el pasado mes de marzo coincidiendo con mi primer viaje a los Estados Unidos. Pensé que era una buena oportunidad para probar Twitter de manera que aquellas personas más allegadas a mí pudiesen seguir mis impresiones del viaje y estar informadas sin necesidad de estar llamando por teléfono cada día: Que si hoy he ido a tal sitio, hoy estoy que no me aguanto de cansancio, esto me lo esperaba de una manera y finalmente ha sido de otra…

Además, también añadí a diversos contactos de manera que podía ir siguiendo sus twitts y ver las novedades que explicaban. El experimento twitteriano, si se le puede llamar así, resultó bastante práctico en esa situación.

Ahora bien, desde que regresé a casa prácticamente no he escrito nada en Twitter. No me encuentro cómodo con esta herramienta. Escribo en un blog, utilizo mensajería instantánea y envio SMS pero, mientras mis contactos twitterianos siguen utilizando Twitter de la misma manera, para mí ha perdido la utilidad. No encuentro ni el momento ni el motivo para Twittear.

¿Estaré envejeciendo? :D


5 Comentarios por lo menos ...

1. Alex

Me ocurre exactamente lo mismo. Durante el viaje tuvo su utilidad, y ahora lo veo como una pérdida de tiempo, porque la mayoría de la gente sabe qué estoy haciendo (y a los que no lo saben, no les interesa).

Supongo que también influye el hacer cosas “atípicas”. En el día a día, en el trabajo, poca cosa hay para twitear. Si estás de viaje por la costa oeste de los Estados Unidos, es algo que merece ser contado.

Si estás envejeciendo no te olvides de twittearlo para que los demás lo sepamos ;)

Comentario publicado el 15 junio 2008 10:29 pm

Hola Jordi, ¿cómo siguen las cosas por la península? :-)

A mi me ocurre lo mismo pero ya no con Twitter, si no con toda la blogosfera en general. Cuando llega el momento de un viaje, un congreso o algún otro acontecimiento atípico, vuelvo a sentir las ansias de bloguear de antaño y lamento no tener una bitácora en línea. Pero cuando vuelve la rutina, celebro no tener que tirar de creatividad e ingenio (esa que escasea cuando pasas el día pensando en el trabajo) al no sentirme obligado a dar señales de vida.

Pero tú sigue con lo tuyo, que me alegra ir sabiendo de ti ;-)

¡Un saludo!

Comentario publicado el 16 junio 2008 12:00 pm

@Alex

No me veo twitteando mi envejecimiento… xD

@alberto bastos

También me alegra verte por aquí dejando comentarios!

Seguramente puede pasar lo mismo con un blog. En ambos casos lo importante es tener algo que decir ya sea una simple frase o algo más elaborado. En ocasiones, como tú bien dices, se hace difícil encontrar ese “algo” y uno termina agobiándose. Igual es que todavía no se ha inventado el formato que se ajuste a tus necesidades, no?

Comentario publicado el 16 junio 2008 10:28 pm

Yo uso esa pagina en español

Comentario publicado el 8 septiembre 2008 01:25 pm

[...] no puede formarse una opinión sin antes probar las cosas. Así que también pasé por esta fase e hice algunas pruebas, siguiendo a conocidos y amigos y escribiendo algún “tweet”. No me llamó la [...]

Pingback publicado el 22 diciembre 2008 09:43 pm
(required)
(will not be published) (required)
(opitional)

Suscripción

Categorías

Cifras

  • 725 artículos
  • 2,574 comentarios
  • 1,074 usuarios
  • 67 enlaces